Tocá haikus

Hoy y a veces
Satán decide salir
Vestido de gris

Pasea solo
Silbando villancicos
Que nadie oye

Cuando no silba
Escucha, atendiendo
Lo silencioso

Satán, se dice,
Tan viejo como ciego,
Sabe escuchar

De lo vacío
Chupa el ruido seco
De la venganza

Sollozos, llantos,
Quejas, súplicas, ruegos,
Impetraciones

De almas pobres,
Desgraciadas, podridas,
Flojas, débiles

Como buen pastor
Elegante y sobrio
Las guía juntas

En sutil gesto
Las invita a pasar
Les da refugio

Al anochecer
Cenarán la gran cena
En oscuridad

Las almas tibias
Engullen la comida
Sin un respiro

Pero este pan
Hecho en el infierno
No trae saciedad

Sino al revés:
Precipita la gula
Al infinito

Las almas pobres
Se devoran salvajes
Unas a otras

Satán recita
Con la boca cerrada
El laudo final:

Ya nunca podrán
Saciar la apetencia
Que hoy despierta

3 comentarios:

otto dijo...

cuando aparece el dibujadero poético siempre la estalla.

un astro.

Santiago dijo...

un astro, sí señor.

pilar dijo...

dibujadero!! no te tomés vacaciones acá, subite algo.